Presentación. ¡Hola!

A veces pienso que la fotografía me gusto siempre,  desde siempre.   Cuando era chico me encantaba mirar las fotos familiares,   todas en blanco y negro.    Existía una modalidad,   un fotógrafo pasaba por las casas ofreciendo sus servicios como ahora un vendedor domiciliario ofrece trapos de piso o broches para la ropa.  Teníamos muchas fotos familiares de distintas épocas,  y se guardaban en unas cajas de lata.

Alrededor de 1974  mi viejo trajo una revista de fotografía francesa,  por supuesto en francés,  y me encantaba,  la ojeaba y la ojeaba y no me cansaba de ojearla aunque no entendía nada,  siempre la miraba con cierta fascinación,  no se que buscaba.
Un día de 1978,   el entonces novio de mi hermana se apareció en mi casa con dos cámaras fotográficas y me enamore definitivamente.  De la fotografía,  no de Roberto,  ahora mi cuñado.  Las cámaras eran una Voigtlander  de visor fijo y la otra era una réflex de una marca no muy conocida,   luego de algunas explicaciones de cómo funcionaba,   vocación docente de mi cuñado,  quería tener una réflex ya mismo.
Y no pare hasta tener una.  Hice de todo para ahorrar y juntar la plata y en octubre de 1978  me compre una cámara  réflex,   una Miranda Sensomat Re   (usada por supuesto)
Desde entonces saco fotografías,  ¿ o las hago?.

Como decía el gran Ansel Adams  “no sacamos fotografías, las hacemos”
¿Para que hacemos fotografías?   Para que las vean.  La fotografía digital está produciendo como nunca un acercamiento de más y más personas a este maravilloso arte y existen muchísimos sitios donde publicarlas en internet,   para que la gente las vea.
El motivo por el cual publico este sitio es para que vean mis fotografías,   y si sirve para ayudar a los que recién comienzan me sentiré más que satisfecho._

Comments ( 4 )

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!